En la muestra que se expondrá en la galería Railowsky se reúnen 18 fotografías de diversos formatos y procedencias. Con predominio de las imágenes realizadas en América ( México y Estados Unidos ), también se pueden ver fotografías de Sri Lanka ( antiguo Ceilán ), Marruecos, Francia e incluso una curiosa imagen de la casa del fotógrafo Carlos Serrano. Las fotografías fueron realizadas entre las décadas de 1960 y 1970 del siglo XX. Vía: Juan Pedro Font de Mora

Viernes 13 de mayo a las 20 h. se inaugura en Railowsky la exposición :

“PLOSSU COLOR FRESSON”

Fotografías de Bernard Plossu
Librería Railowsky
c/Grabador Esteve, 34
46004 Valencia.
tel. 96 3517218

Las fotografías de Plossu tienen en su primera etapa, un aire casual, desprendidas desde la experiencia de su retina en los viajes, fruto de la intrascendencia intencionada y la imprevisión. Comme il faut.

Plossu es un fan de las cámaras de fotos de usar y tirar –él las llama “las cámaras de juguete”– con las que ha realizado proyectos reconocidos en el mundo del arte. Sus fotos están tomadas con una sola cámara, con un objetivo de 50 milímetros y con película de sensibilidad 400 ASA. Nunca tuvo una Leica y afirma que  siempre prefirió con ese dinero “viajar”. La mayor parte de su trabajo es analógico y BN.

Bernard Plossu tiene su primera oportunidad a los 13 años en el desierto del sahara con una Brownie Flash. Siete años más tarde se convirtió en un fotógrafo profesional. En 1965 fotografió la jungla de Chiapas, se unió a una misión etnológica y aprende en el trabajo. Recorre, fotografiando, todo el oeste americano y comienza un imparable tour desarrollando su trayectoria fotográfica por latitudes del planeta. La revista Nueva Lente le dedica en 1979 un número monográfico. En 1988 gana el Premio Nacional de Fotografía de Francia.

La muestra es excepcinal porque recoje obra en color procesada por el método fresson. Con está técnica se consigue un mayor contraste y tonos más enérgicos que proporcionan gran dramatismo a las fotografías.1 .

El Santo Grial de la impresión fotográfica: el proceso de Fresson. El origen del procedimiento, elaborado en Francia a finales del siglo XIX, pertenece al grupo de coloides dicromatados, originalmente descubierta por Alphonse Poitevin en 1855. La patente original tomada por Alhonse Poitevin describe un proceso de impresión que implica el uso de pigmentos de carbón. Una mezcla de un coloide, el pigmento negro y el compuesto dicromato crea una emulsión sensible a la luz. Después de la exposición, quedan partes de la emulsión que no son relativamente solubles y se pueden eliminar con un abrasivo ligero. Esto suele hacerse mediante el vertido de una mezcla de serrín y agua sobre la pigmentación de impresión hasta la densidad deseada. El proceso proporciona un amplio control,  el resultado se produce lentamente en la luz brillante y el acabado de copias tiene un aspecto mate único que fue muy popular entre los pictorialistas. En 1951 el proceso fue adaptado a la impresión en color por los Fresson y hasta hoy sigue siendo el único método de producir fotos “reales” en colores permanentes sobre una base comercial. Procesos de resultado similar son posibles hoy mediante impresión de tintas pigmentadas sobre HP Litho-realistic Paper, impresiones del sistema carbono Ultrsatable o Hahnemühle 308.

Tambien existen otras variables del proceso: el papel se bañaba con goma arábiga mezclada con un químico sensible que se endurecía al exponerse a la luz. La capa de goma se lava con agua dejando una impresión capaz de modificarse con diferentes instrumentos. El detalle en las impresiones de goma bicromatada era casi inexistente. En este proceso diferentes fotógrafos encontraron la libertad para generar una amplia gama de efectos relacionados con el color, el tono, las sombras y la superficie. Entre los principales exponentes de este método se encuentra el fotógrafo francés Robert Demachy (1859-1936). La goma bicromatada, popular entre los fotógrafos “pictorialistas”, fue sustituida por el proceso de bromoil

El proceso Fresson daba una textura especial a las fotografías y fue utilizado por fotógrafos famosos como Ortiz Echagüe y Demachy. Con el paso del tiempo el proceso se fue perfeccionando y será en la década de los sesenta del pasado siglo cuando los fressons en color comienzan a tener mercado. Pierre Fresson, en 1952, ejecutó la primera impresión en color directamente con carbón de leña (sin transferencia) en cuatricromía. Jóvenes fotógrafos con inquietudes artísticas como Bernard Plossu, Bernard Faucon o John Batho apuestan por este proceso por su valor estético y su excelente conservación y durabilidad.

1 Newhall, B.; Fontcuberta, J.. Historia de la fotografía. Desde sus orígenes hasta nuestros días. Barcelona: Editorial Gustavo Gili S.A.. pp. 308. ISBN 84-252-1163-8.

http://www.documentsdartistes.org/artistes/plossu/repro.html