Sin tiempo para la publicación de esta noticia se me ocurre que Edward Hopper también trabajaba la dimensión tiempo. Esta puede parecer una afirmación tremenda y lo es, el que lo pueda entender lo compartirá conmigo, no es un arcano. Edward Hopper, pintor y relator del american way of life desde el realismo metafísico, realizó un formidable trabajo para llevar diversas dimensiones hasta el lienzo: luces y sombras, hiperrealismo repleto de lecturas, a veces más surdas que absurdas, a veces poéticas y siempre muy descriptivas de sus entornos en la america emergente contemporánea.

La noticia es que Gustav Deutsch se ha atrevido ha proporcionarnos una lectura cinematográfica del trabajo de Hopper con el film “Shirley. Visiones de una realidad” ¿una película onírica entre la ficción y el videoarte? Eso dicen…

Sus representaciones figurativas deben haber representado un desafío para la realización fotográfica de la película, porque muchas de las escenas pintadas por Hopper son imposibles y aunque aparezcan en formato hiperrealista son dimensiones deformadas con juegos de luces muy trabajados.