Gestión cultural y web 2.0.

El 26 de Mayo en Valencia y en la agenda es el dia de EL SHOWCASE

http://www.uv.es/museos/tic/

Sus objetivos:
  • Propiciar un espacio de encuentro y reflexión sobre el papel de las nuevas tecnologías en los museos.
  • Favorecer el encuentro entre las empresas que ofertan bienes y servicios de elevado valor añadido tecnológico y los museos.
  • Vislumbrar y detectar por dónde y hacia que aspectos se orientan las nuevas tecnologías en los nuevos planteamientos museográficos y de gestión de los museos.

Los museos se enfrentan a un entorno cambiante debido a dinámicas diversas. En primer lugar se enfrenta a una demanda más formada y con mayor capacidad de informarse, por lo que exigen discursos museográficos adaptados a sus propias características personales y ponen en cuestión a las instituciones tradicionales como únicos elementos determinantes del canon artístico o histórico.

Por otra parte, esa misma demanda ubica a los museos en un amplio rango de ofertas que ofrecen conocimiento, formación, entretenimiento, espectáculo, cultura… por lo que los museos, si quieren mantener su competitividad social han de estar dispuestos a batirse en estos ámbitos. También los contenedores territoriales de los museos enseñan estos barrios, ciudades o pueblos rurales-exigen cada vez más una mayor corresponsabilidad de los museos en la transformación del territorio y los museos han de incorporarse a las dinámicas del impacto económico, el city marketing o el branding territorial y a promover las relaciones del museo con actividades económicas ligadas al turismo, la formación, la gestión cultural. Los museos ya no pueden ser autistas territoriales.

Contando con la digitalización e Internet, es evidente, que nos encontramos en el ojo del huracán de una radical revolución tecnológica que está transformando de manera estructural e irreversible a las formas de crear, producir, distribuir y consumir cultura. Si a todo ello le sumamos nuestra actual situación de crisis, que acelera la pretensión de cambiar el modelo productivo, en el que los centros de producción cultural tienen que jugar un papel más protagónico que el que han jugado hasta ahora, parece claro que resulta el momento y el lugar oportuno para plantear o replantear cómo usar los recursos que aportan las nuevas tecnologÌas en las nuevas funcionalidades de las instituciones museísticas.