A propósito de la propensión a las tecnologías que esta institución promueve y observa, hemos rescatado una muestra cinematográfica de Steiner.

La causa de todo esto es precipitar la idea de que la querencia por las nuevas tecnologías esta presente en la historia de la comunicación creativa, así como recordar la figura de Steiner y su contexto.

Éste personaje cuenta con una interesante dicotomía contradictoria reflejada entre las diversas incursiones en el mundo de la publicidad -donde trabajó como fotógrafo- y su repudio a la sociedad capitalista en su condición de prosélito doctrinal de izquierdas. Estas contradicciones entre la necesidad de subsistencia y la posición crítica ideológica le sitúa nuevamente en otra contradicción en sus trabajos en el cine, donde sucumbe por temporadas al trabajo de guionista y productor en Hollywood pese a su animadversión por el aparataje industrial y comercial.

Steiner es un referente del movimiento de cine experimental Avant Garde. Pertenecía a la Productora denominada Liga de trabajadores del cine y foto que se dedicaba a producir films documentales considerados “necesarios” para la lucha de la clase obrera, la defensa de los derechos de la población afroamericana y la liberación de la mujer. Generalmente estos noticiarios y documentales en favor de la clase obrera, no conseguían colocarlos en circuitos comerciales y se visionaban mediante estrenos no comerciales en salas de núcleos urbanos con los apoyos de los sindicatos filocomunistas. En 1930, Steiner se unió a la órbita de la primera escuela de cine documental de EEUU llamada Harry Alan Potamkin en recuerdo del mismo; allí conoció a Leo Hurwitz , compartiendo con Hurwitz las ideas de utilizar el cine como un medio de acción social. Posteriormente, por diferencias con las bases estéticas e ideológicas con la Worker’s Film and Photo League se unió a la liga Nykino, compañia productora de escaso presupuesto e importantes criterios ideológicos que era una coalición de cineastas de Nueva York agrupados, entre los que tambien estuvo Cartier-bresson. Desde este núcleo de actividades se llegó a la creación de la productora independiente Frontiers Films con objetivos políticos, culturales y no comerciales, donde tambien estaban Elia Kazán y Paul Strand. En Frontier Films se financiaban de prestamos y donaciones de simpatizantes liberales y radicales y los miembros del equipo de producción recibían exiguos salarios de forma intermitente que compatibilizaban con ingresos de otras actividades: Steiner, Paul Strand y Cartier Bresson de la fotografía.

Eran tiempos de ideas, eran individuos de gratuidad, de humanitarismo y compromiso social ciudadano.

El video:



enlace de interes asociado: Metraje encontrado , Fotógrafos en la red

Algunas fotos de Steiner