Entradas etiquetadas con Propiedad intelectual

Un golpe de dados jamás abolirá el azar. Re-interpretación de Michalis Pichler

Stéphane Mallarmé, poeta y tipógrafo, precursor del espacio en blanco en la poesía, dijo que el verso no debía componerse de palabras, sino de intenciones, y todas las palabras borrarse ante la sensación… De él nació en 1897 la pieza “Un coup de dés jamais n’abolira le hasard “, que como muchos de sus trabajos fue reinterpretado y musicalizado por diversos compositores.

Esta breve reseña a Mallarmé nos llega desde una interpretación (video abajo) de su obra, hecha por Michalis Pichler, un artista berlines.

Michalis Pichler despierta nuestro interes especialmente como autor de un interesante texto que supone un manifiesto apropiacionista del que nos encanta especialmente su tercer apartado y dice: A mí me parece, que la firma del autor, ya sea un artista, cineasta o un poeta, parece ser el comienzo del sistema de la mentira, que todos los poetas, los artistas tratan de establecer, para defenderse, no sé exactamente contra qué. Se trata de una premisa de la ingenuidad creativa pura contra la génesis de la propiedad intelectual, una denuncia a la perversidad que supone -en el orden de la comunicación- considerar un espacio compartimentado de derechos individuales precursores de parcelas monetarizables en oposición al espacio común para la siembra de ideas.

Enfatizaremos nuestra querencia también -sin obviar su contexto- por los apartados 11. El plagio es necesario, implica progreso, 15. (el silencio, la nada, la ausencia de sema) y 18. Ningún poeta, ningún artista de cualquier arte tiene su significado completo en solitario.

Declaraciones sobre la apropiación / Statements on Appropriation by Michalis Pichler (2009)

1. if a book paraphrases one explicit historical or contemporary predecessor in title, style and/or content, this technique is what I would call a “greatest hit”

2. Maybe the belief that an appropriation is always a conscious strategic decision made by an author is just as naive as believing in an “original” author in the first place.

3. It appears to me, that the signature of the author, be it an artist, cineast or poet, seems to be the beginning of the system of lies, that all poets, all artists try to establish, to defend themselves, I do not know exactly against what.

4. Custom having once given the name of ” the ancients ” to our pre-Christian ancestors, we will not throw it up against them that, in comparison with us experienced people, they ought properly to be called children, but will rather continue to honor them as our good old fathers.

5. It is nothing but literature!

6. there is as much unpredictable originality in quoting, imitating, transposing, and echoing, as there is in inventing.

7. For the messieurs art-critics i will add, that of course it requires a far bigger mastery to cut out an artwork out of the artistically unshaped nature, than to construct one out of arbitrary material after ones own artistic law.

8. The authenticity of a thing is the essence of all that is transmissible from its beginning, ranging from its substantive duration to its testimony to the history which it has experienced.

9. Intellectual Property is the oil of the 21st century

10. Certain images, objects, sounds, texts or thoughts would lie within the area of what is appropriation, if they are somewhat more explicit, sometimes strategic, sometimes indulging in borrowing, stealing, appropriating, inheriting, assimilating… being influenced, inspired, dependent, indebted, haunted, possessed, quoting, rewriting, reworking, refashioning… a re-vision, re-evaluation, variation, version, interpretation, imitation, proximation, supplement, increment, improvisation, prequel… pastiche, paraphrase, parody, forgery, homage, mimicry, travesty, shan-zhai, echo, allusion, intertextuality and karaoke.

11. Plagiarism is necessary, progress implies it.

12. Ultimately, any sign or word is susceptible to being converted into something else, even into its opposite.

13. Like Bouvard and Pecuchet, those eternal copyists, both sublime and comical and whose profound absurdity precisely designates the truth of writing, the writer can only imitate a gesture forever anterior, never original

14. The world is full of texts, more or less interesting; I do not wish to add any more.

15.

16. The question is: what is seen now, but will never be seen again?

17. Détournement reradicalizes previous critical conclusions that have been petrified into respectable truths and thus transformed into lies.

18. No poet, no artist, of any art has his complete meaning alone

Un coup de dés jamais n’abolira le hasard         Michalis Pichler, 2009

Todo el texto del poema de Stéphane Mallarmé, se recorta y se interpreta en un piano automático: Pianola Metrostyle. La disposición tipográfica de las palabras está remplazada por los espacios que dan lugar a sonidos…

Existe un libro de Michalis Pichler publicado en 2008 en Berlín. La obra es una copia de cierre de la edición de 1914 del poema del poeta francés simbolista Stéphane Mallarmé, pero con todas las palabras cortadas por láser, de una manera que corresponde directamente a la disposición tipográfica utilizada por Mallarmé para articular el texto. Mallarmé había escrito el poema en 1897, también lo vio publicado en una revista llamada Cosmópolis, pero dejó muchas notas en cuanto a cómo se debía componer, instrucciones que se llevaron finalmente a cabo 16 años después de su muerte, en 1914. En 1969 esta obra fue consignada por Marcel Broodthaers, que sustituyó las palabras por rayas negras y reemplazó la clasificación ‘POEME’ en la portada.

Un prefacio cuenta con todo el poema escrito como un bloque de texto con cada línea separada por una barra (/) en la edición de este libro. El bloque de transcripción del texto de Mallarmé se llevó a cabo en 1969 por Broodthaers. La cubierta es un facsímil de la portada original, publicado en 1914 por la Librairie Gallimard, 500 copias se producen en papel, 90 en papel translúcido y 10 sobre placas de vidrio acrílico.

Una versión del libro se puede reproducir en un piano automático, esta es la pieza vista aquí e interpretada en un Themodist Pianola Metrostyle de 1910.

A derribo. Obsolescencia programada

EL DISCURSO DE LA SAPIENCIA SUSTENTADA EN LA ESCLEROSIS ACADÉMICA Y FUNCIONARIAL AL SERVICIO DE UNA VISIÓN COSMOGÓNICA DE LA HISTORIA DEL ARTE.

Hemos rescatado este video-extracto del ciclo de Conferencias sobre “Ganarse la vida en el Arte, la Literatura y la Música” que se celebraron en el 2011. En el corte de Francisco Calvo Serraller, éste introduce una pragmática visión de la supervivencia profesional del artista en perspectiva prosaica y apunta el fenómeno semiótico del arte contemporáneo en el contrato de comunicación con el espectador desde el panegírico post-Panovsky. El recorrido de las conferencias tuvo un alcance también diacrónico desde la realidad de Rubens, Blasco Ibáñez y Beethoven, esclarecedor e interesante desde la historia del arte, menos que ver con las expectativas del título de las conferencias sobre el universo contemporáneo, máxime con el panorama de debate estructural en torno a soportes tecnológicos de divulgación cultural.

Vale la pena tomar el tiempo escuchando estos cortes y los audios completos de esta “élite” intelectual de la cultura del arte para añorar en estas conferencias una aproximación de su enunciado al análisis historiográfico de la modernidad comunicativa en la cultura creativa. La distancia quística de la comunidad académica y funcionarial del arte respecto del momento cultural, tecnológico y social huele a añada, la de los vinos vetustos que adquieren solera, es el discurso de la sapiencia sustentada en la esclerosis académica y funcionarial al servicio de una visión cosmogónica de la historia del arte.

Nosotros quisiéramos vindicar la necesidad de una intelectualidad académica comprometida con su tiempo, sin tecnofilias ni tecnofobias, conformada en el análisis semiótico que estudie epismológicamente los procesos culturales como procesos comunicativos, la dimensión de la obra de arte como “lugar común” para la recreación de la cultura y su memoria, un diálogo social entre vidas, símbolos y lenguajes, conectando cronológicamente la historia del arte con el presente, conciliando el relato de las bellas artes clásicas (fagocitadas las vanguardias) y la realidad sociológica necesitada del estudio de una sociedad que está transformando protocolos de comunicación, divulgación, distribución, consumo y producción cultural.

En definitiva, lo que vemos es que una institución convoca a celebridades que llegan y sueltan una tesis, presentación o disquisición con la independencia que otorga el coeficiente de tarima y el prestigio, ¿y resulta qué? Pués que la expectativa de una proclama como es el título del ciclo “Ganarse la vida en el Arte, la Literatura y la Música” queda diluida. Tan interesante propuesta titular debería conducir inexorablemente a un debate sobre los nuevos medios de distribución cultural y a la conveniente aportación académica de los ilustrados intelectuales en el contexto de transformación comunicativa y social de las TIC. ¿Obsolescencia programada?

Ciclos de Conferencias Fundación Juan March.
Ganarse la vida en el arte, la literatura y la música
Audio completo Francisco Calvo Serraller
Audio completo Alejandro Vergara
Audio completo José-Carlos Mainer
Audio completo Joan Oleza
Audio completo Antonio Gallego
Audio completo Juan José Carreras

Crónica de una cena con Sinde

Hemos repescado una parte de la crónica de Amador Fernández-Savater (coeditor de Acuarela Libros) que publica Salonkritik (artículo completo), acerca de una consultiva cena previa a la aprobación de la Ley Sinde. Es un testimonio más dentro de un debate, con muchas aristas que desearí­amos alimentar porque los esquemas de comunicación cultural están en fase de transición, y los interesados agentes sociales naturales, sociedad, interlocutores y actores políticos ocupan un protagonismo en la escena, contexto que la opinión pública -y especialmente en la red- juzgará en su momento, factores incluso como las presiones de la embajada de EE.UU sobre las fuerzas políticas, reuniones del embajador de EEUU con el PP, advertencias al gobierno del PSOE y más (leanse los cables publicados por wikileaks y el país).

Un capítulo más de la lucha por el futuro de nuevos modelos de comunicación,  un camino que necesariamente recorrerá la historia. Los ingredientes de la solución: ausencias de perspectiva, carencia de ingenio, la insolvencia de algunos, los intereses de otros y como no, arrogantes interlocutores de dudosa legitimación representativa. En el hogar del controvertido asunto de los derechos de autor y la ley de propiedad intelectual, prevalece la concepción de una cultura monolítica mercantilista sin pronósticos ni orientaciones acertadas de futuro.

…”Quien repase la lista de invitados concluirá enseguida que se trata del miedo a la crisis irreversible de un modelo cultural y de negocio en el que “el ganador se lo lleva todo” y los demás poco o nada. Pero no nos lo pongamos demasiado fácil y pensemos generosamente que el miedo que circulaba en la cena no sólo expresa el terror a perder una posición personal de poder y de privilegio, sino que también encierra una preocupación muy legítima por la suerte de los trabajadores de la cultura. Ciertamente, hay una pregunta que nos hacemos todos(1) y que tal vez podría ser un frágil hilo común entre las distintas posiciones en juego en este conflicto: ¿cómo pueden los trabajadores de la cultura vivir de su trabajo hoy en día?

Lo que pasa es que algunos nos preguntamos cómo podemos vivir los trabajadores de la cultura de nuestro trabajo pero añadiendo (entre otras muchas cosas): en un mundo que es y será infinitamente copiable y reproducible (¡viva!). Y hay otros que encierran su legítima preocupación en un marco de interpretación estrechísimo: la industria cultural, el autor individual y propietario, la legislación actual de la propiedad intelectual, etc. O sea el problema no es el temor y la preocupación, sino el marco que le da sentido. Ese marco tan estrecho nos atrapa en un verdadero callejón sin salida en el que sólo se puede pensar cómo estiramos lo que ya hay. Y mucho me temo que la única respuesta posible es: mediante el miedo. Responder al miedo con el miedo, tratar de que los demás prueben el miedo que uno tiene. Ley, represión, castigo. Lo expresó muy claramente alguien en la reunión, refiriéndose al modelo americano para combatir las descargas: “Eso es, que al menos la gente sienta miedo”. Me temo que esa es la educación para la ciudadanía que nos espera si no aprendemos a mirar desde otro marco.

Tienen miedo a la Red. Esto es muy fácil de entender: la mayoría de mis compañeros de mesa piensan que “copiar es robar”. Parten de ahí, ese principio organiza su cabeza. ¿Cómo se ve la Red, que ha nacido para el intercambio, desde ese presupuesto? Está muy claro: es el lugar de un saqueo total y permanente. “¡La gente usa mis fotos como perfil en Facebook!”, se quejaba amargamente alguien que vive de la fotografía en la cena. Copiar es robar. No regalar, donar, compartir, dar a conocer, difundir o ensanchar lo común. No, es robar. Traté de explicar que para muchos creadores la visibilidad que viene con la copia puede ser un potencial decisivo. Me miraban raro y yo me sentía un marciano.

Me parece un hecho gravísimo que quienes deben legislar sobre la Red no la conozcan ni la aprecien realmente por lo que es, que ante todo la teman. No la entienden técnicamente, ni jurídicamente, ni culturalmente, ni subjetivamente. Nada. De ahí se deducen chapuzas tipo Ley Sinde, que confunde las páginas de enlaces y las páginas que albergan contenidos. De ahí la propia idea recurrente de que cerrando doscientas webs se acabarán los problemas, como si después de Napster no hubiesen llegado Audiogalaxy, Kazaa, Emule, Megavideo, etc. De ahí las derrotas que sufren una y otra vez en los juzgados. De ahí el hecho excepcional de que personas de todos los colores políticos (y apolíticos) se junten para denunciar la vulneración de derechos fundamentales que perpetran esas leyes torpes y ciegas”…

Acerca de la Propiedad Intelectual. David Bravo Bueno

Una publicación para comprender conceptos como el copyleft, licencias creative commons, copyright y otras formas de la reproducción y divulgación de la propiedad intelectual. Interesante como también otros parámetros legales y sociales de la misma. Una joya talludita para agregar a la biblioteca.

Click sobre la imagen para ampliar full screen y/o pasar las paginas
Ir arriba